Saltear al contenido principal
“Todas Las Empresas Deberían Ser Un Poco Más K-LAGAN”

“Todas las empresas deberían ser un poco más K-LAGAN”

Antoni Tovar, consultor senior en IT: “Me comprometo sólo con proyectos realizables, que se puedan hacer”

No es necesaria más de media hora, para darnos cuenta de que charlar con Toni es como hablar con un amigo de toda la vida.  Una persona cercana, serena, que no vacila ante la posibilidad de aportar cuanto pueda a los proyectos en los que se embarca, y KLG es uno de ellos. Su premio KLG a la “Comunicación”, recibido en la pasada cena de Navidad de K-LAGAN, así lo confirma.

Sería un error preguntarle a Toni a qué se dedica, refiriéndonos sólo el aspecto profesional de la pregunta. Nuestro ganador del premio KLG a la Comunicación, llena su vida con cuatro grandes pasiones: su familia, el alpinismo, la informática y los proyectos solidarios. Y no es difícil compaginar estas cuatro facetas cuando tienes muy claro cómo vas a gestionar tus intereses, tu tiempo y tu dedicación a los proyectos que realmente te importan, y Toni lo tiene muy claro: “me comprometo sólo con proyectos realizables, que se puedan hacer”. Sencilla, prudente y sensata, ésta es la metodología de Toni para alcanzar sus propósitos, a nivel personal y profesional.

Nacido en Tarragona, Toni estudió ingeniería informática técnica y en sistemas para, más tarde, profundizar en cursos de bases de datos y metodología ITIL. Para él la fase de estudiante aún no ha finalizado y no finalizará “ahora mismo tengo en mente poder realizar un curso de management y otro de metodología agile y, más adelante, quién sabe, seguro que me surgirá alguna inquietud más”.

Su desarrollo en el campo de la informática ha estado ligado al avance de esta misma “Una vez finalizada la carrera, empecé como programador freelance y profesor en una academia de informática para todas las edades, desde chavales de instituto hasta gente mayor que quería empezar a conocer cómo trastear un ordenador en un momento en que la informática empezaba a democratizarse para todos los públicos”, recuerda Tovar. En el ’94, empezó a trabajar en el área de informática del sector bancario con las primeras generaciones de ordenadores host e IBM y los primeros servidores de bases de datos “durante mis años en Caixa Tarragona pasé de trabajar con un ordenador central monolítico a usar una infraestructura de 350 servidores de todo tipo”, nos cuenta Toni. Cuando se produjo la fusión de Caixa Tarragona a Catalunya Caixa, Toni pensó que era el momento de montar su propio negocio junto a un socio y crearon una plataforma de servicios cloud “MyDenta”, especializada en servicios a profesionales del sector dental. Al cabo de tres años el proyecto no acababa de despegar, se le presentó la oportunidad de unirse a K-LAGAN y aceptó.

Después de un año en K-LAGAN, Toni se siente muy satisfecho de su elección “Con el tiempo que llevo aquí me he dado cuenta que todo lo que me contaron cuando entré es cierto. No es sólo un discurso bonito, es también auténtico. Las dos cenas y el día solidario son espectaculares, tengo opciones de colaborar con la empresa a través de la Revista y el Blog, y son muchas las acciones solidarias, además del Día Solidario, en las que, como trabajadores, podemos implicarnos.” Pero Toni no se esperaba, en absoluto, ser el ganador del Premio KLG a la “Comunicación”, “cuando dijeron mi nombre me quedé helado. No sé ni qué dije encima del escenario…me quedé sin palabras. Fue una SORPRESA en mayúsculas, una más de las que K-LAGAN me ha ofrecido.”, añade Toni agradecido.

“Tengo a mi familia asombrada de todo lo que les cuento acerca de K-LAGAN. El otro día, sin ir más lejos, les pasé el vídeo corporativo y textualmente me dijeron “¡ojalá fuera verdad!” y yo les corroboré que no tuvieran la menor duda que todo lo que en el vídeo se dice es cierto. Que todas las empresas deberían ser un poco más K-LAGAN”, nos dice.

Además de implicado en las acciones corporativas y solidarias que llevamos a cabo en K-LAGAN, Toni está realizando un trabajo excelente en el proyecto que desarrolla cerca de su casa: “Estamos desarrollando un producto ECLIQ de llaves electrónicas que se puedan utilizar desde cualquier sitio. Lo que queremos es que un cerrajero pueda vender las cerraduras y llaves electrónicas de una forma accesible y segura.”

Toni ha ido alternando su trayectoria profesional como informático con el desarrollo de distintas iniciativas solidarias a nivel personal. Colabora con el “Col·lectiu d’Accions Solidàries amb Àfrica (CASA)”, un proyecto conjunto que se propone realizar acciones que se puedan empezar y terminar. “Hasta ahora calculamos que gracias a las acciones que hemos llevado a cabo con la asociación, como llevar material a un hospital de Etiopía, pagar el precio de una operación, más el desplazamiento y estancia en la clínica; acondicionar casas y pozos de agua, etc; hemos podido rehabilitar entre 60 y 70 niños y niñas que padecían alguna afección”. Otro proyecto solidario en el que se comprometió, fue el “GR Solidari”. “Se trataba de unir un reto deportivo con un reto solidario. Recorrimos, junto a 3 compañeros más, el tramo GR 92 entre Barcelona y Tarragona con el propósito de recaudar fondos para que niños con discapacidad pudieran hacer dos años de clases de hipoterapia. ¡Fue un verdadero orgullo ver a tanta gente dando soporte a la iniciativa!”. Incluso ha participado en una expedición al Himalaya para abrir una nueva ruta al Cho-Oyu sin oxígeno y reivindicando la libertad del Tíbet.

Como veis, la implicación de Toni no tiene fronteras. En su ADN, como en el de K-LAGAN, hay la voluntad de contribuir con pequeñas grandes acciones a hacer de este mundo cada día un poco mejor.

Volver arriba