Sigue A Tus Empleados

Sigue a tus empleados/as

Seguir está de moda. Vía Twitter, Facebook, Instagram o LinkedIn, entre otros, le damos al botón de Follow a todos/as aquellos/as deportistas, políticos/as, celebrities o amigos/as que son de nuestro interés. Queremos ser los/as primeros/as en saber dónde están, qué hacen, qué intereses tienen e incluso qué comen. Pero, y a tus empleados/as, ¿los/as sigues?

El mercado laboral se está reactivando y algunos sectores como el TIC, el de la electrónica o el industrial disponen casi de más demanda de trabajo que de oferta de trabajadores/as. Empresas y consultorías tienen por delante el reto de contar en sus filas con los/as mejores profesionales del mercado capaces de desarrollar proyectos cada vez más innovadores y de mayor envergadura. Por tanto, quien tiene un/a ingeniero/a talentoso/a, tiene un tesoro. Y en un entorno empresarial tan competitivo y feroz, igual de importante es atraerle/a para que se incorpore a tu empresa, que motivarlo/a e incentivarlo/a para que quiera permanecer en ella.

Añadámosle un plus de dificultad extra. En el sector de la consultoría e ingeniería, esas personas están desarrollando su talento en las oficinas del cliente, a decenas, cientos, y en ocasiones, miles de kilómetros de los Headquarters y es aquí donde el seguimiento a los/as empleados/as cobra un valor añadido, más si cabe.

Internet está lleno de artículos sobre la importancia del feedback en la empresa, desde la evaluación anual del desempeño, hasta la encuesta de clima. Pero en K-LAGAN vamos más allá. No creemos en el café para todos y es que, cada empleado/a, cada persona es diferente y merece un trato y un seguimiento individualizado y personalizado. A parte de la evaluación anual del desempeño, de la encuesta de clima o el buzón de sugerencias, realizamos seguimientos frecuentes con todos/as nuestros/as empleados/as, tanto por parte del/la Business Manager como del departamento de RRHH.

Son reuniones en las que ambas partes ganamos. Y aquí, algunos de sus beneficios:

Conocer de primera mano y a tiempo real la motivación del empleado/a en su proyecto actual.

 Poder actuar a tiempo y que el/la empleado/a tenga la opción de cambiar de proyecto en caso de que no esté satisfecho con el proyecto actual.

 Diseñar junto al/la trabajador/a un plan de carrera a corto plazo, organizando formaciones personalizadas que faciliten su progreso y estableciendo timings que permitan cumplir con su evolución de carrera.

 Conocer las fortalezas de cada trabajador/a para poder potenciarlas en los proyectos adecuados para él/ella.

 El empleado/a puede expresar su opinión y sus necesidades respecto a la empresa, para que ésta pueda determinar sus políticas de personal en base a las expectativas de sus trabajadores/as.

En K-LAGAN ya le hemos dado al botón de “Follow” de todos/as nuestros/as empleados/as, para asegurarnos de que somos los/as primeros/as en saber cómo están, qué necesidades tienen, dónde quieren estar el día de mañana y qué esperan de su organización. A partir de aquí, se trata de ponernos a trabajar para que cada uno/a de ellos/as sienta que su empresa es el mejor lugar para trabajar y desarrollar su carrera profesional.

 

Escrito por Robert PérezRobert Pérez

Career Development Manager