Se Busca Business Manager

Se busca Business Manager

Nuestro Key Account Division Director y nuestra Talent Acquisition Global Manager, nos explican las claves de este puesto tan estratégico para una consultoría e ingeniería tecnológica como K-LAGAN.

Una de las figuras más importante en la consultoría e ingeniería tecnológica, es el Business Manager. Un profesional multifacético que además de trabajar para desarrollar relaciones de partnership con los clientes, a través del asesoramiento y la venta de los servicios, debe ser capaz de incorporar en su equipo a los profesionales mejor cualificados para desarrollar los proyectos de dichos clientes y, a su vez, ser capaz de permitirles crecer y generar las oportunidades necesarias para que se desarrollen y alcancen sus metas profesionales. ¡Ahí es nada!

Seb Gilbert, Key Account Division Director de K-LAGAN, con más de 17 años de experiencia en el sector y habiendo gestionado equipos de más de 100 consultores en el pasado y actualmente siendo responsable del equipo de Business Managers del área de grandes cuentas, considera que “un Business Manager nace y se hace. Un buen Business Manager no tiene por qué haber realizado el mismo trabajo anteriormente, ya nos encargaremos de enseñarle nuestras best practices, pero tiene que tener unas cualidades innatas sin las cuales el verdadero éxito es difícil de alcanzar: afán de superación, disciplina, constancia, sentido común, auto exigencia, auto motivación, respeto, y muchas más. En definitiva, tiene que luchar y llevar su área de negocio como si se tratase de su propia empresa.”

Por su parte, Cristina Moreno, Talent Acquisition Global Manager, con más de 10 años en recursos humanos a sus espaldas, confirma que “para ser un buen BM son necesarias aptitudes especiales como la ambición por crecer, superarse, no tener miedo a los retos ni desanimarse por las dificultades y, sobre todo, debe tener muy presente que trabaja con personas. Ante todo, tiene que tener ese toque humano que le permita entender las necesidades de sus colaboradores y acompañarles en su crecimiento profesional.”

Estas cualidades son necesarias para desarrollar un trabajo que es clave para la salud del negocio. La actividad principal de un BM tiene tres ejes principales: gestión comercial, ya que son responsables de la captación de leads, detección y tratamiento de necesidades, cierre de acuerdos comerciales y gestión de las cuentas asignadas; gestión de recursos humanos, ya que colaboran en el proceso de captación de candidatos y gestionan su propio equipo de consultores; y, por último, gestión administrativa y financiera de su propia cuenta de resultados (P&L).

En este sentido y, tal como explica Cristina: “un Business Manager es un perfil todo-terreno que se mueve entre la parte comercial, de recursos humanos y de coaching. K-LAGAN es una consultoría en ingeniería tecnológica, por lo que también es relevante, aunque no obligatoria, cierta formación técnica, que permite asesorar y entender mejor las necesidades de los clientes y favorece la búsqueda de profesionales que encajen mejor en los proyectos de los clientes. Es por ello que puede venir de formaciones ligadas al área de administración, de recursos humanos, técnicas, así como debe aportar experiencia ligada a la venta de servicios dentro de ingeniería o consultoría tecnológica. No se trata de un vendedor sin más, sino de un profesional que trata con diferentes interlocutores y ayuda a encontrar puntos comunes entre ellos para conseguir la satisfacción de todos. Son importantes además otras habilidades adicionales como la capacidad de negociación y de gestión de equipos.”

Es por esto que, Sébastien Gilbert, diferencia entre un comercial y un Business Manager “Un comercial puro y duro vende. Cuanto más vende mejor. Un BM en nuestro sector vende los servicios de colaboradores que dependen de él a clientes con los que construye una relación a largo plazo. La clave está en las relaciones humanas y en crear un clima de plena confianza con los colaboradores, con los clientes, y con el resto de departamentos transversales que contribuyen al éxito día tras día. Captar clientes y candidatos puede ser relativamente fácil, retenerlos es otro cantar.”

Como máximo responsable del equipo de Business Managers que gestionan las grandes cuentas de K-LAGAN, Sébastien espera de sus colaboradores “que sean capaces de cerrar acuerdos y desarrollar cuentas estratégicas, alineadas a nuestra estrategia comercial y con un elevado potencial (mínimo 20 colaboradores simultáneamente)”. Para ello consensúa con ellos el objetivo a alcanzar ayudándoles a encontrar ellos mismos las respuestas a sus preguntas: “Al fin y al cabo, es la mejor manera de llevarles a una autonomía completa en la toma de decisiones porque ¡queremos líderes!” y añade: “por supuesto, tengo mi puerta abierta y estoy disponible para compartir las mil y una lecciones que he aprendido a lo largo de estos años en el sector de la consultoría tecnológica de alto valor añadido. Aun así, como suelo decir, en lo que a relaciones humanas se refiere, uno sigue aprendiendo cada día y descubriendo situaciones que nunca habría imaginado…”

BUSINESS MANAGEREl puesto de Business Manager es, sin duda, una oportunidad única de promoción en la carrera de un profesional. En este sentido, el principal atractivo de este trabajo es, según comenta Cristina “la posibilidad de crecer y, sobre todo, hacer crecer a los profesionales del propio equipo, a los clientes y a la empresa”.

Pues ya lo habéis visto, un Business Manager ha de ser: un profesional todo-terreno, buen comercial, orientado a servicios, con un toque humano, que comparta los valores de K-LAGAN, capaz de gestionar objetivos cualitativos y cuantitativos y que a la vez tenga la ambición y el ritmo de trabajo que el puesto requiere. Qué, ¿os atrevéis?