Saltear al contenido principal
“No Creo Que La Solidaridad Deba Lucirse, Es Intrínseca A Nosotros”

“No creo que la solidaridad deba lucirse, es intrínseca a nosotros”

Antoni Sellés, Chrome Plating Supplier Quality, “K-LAGAN me permite formar parte de varias acciones solidarias y esto es algo que valoro mucho”.

Premio KLG al “Compromiso”, Antoni Sellés, de 45 años y padre de dos hijos, ingeniero industrial superior, ha demostrado ampliamente su implicación con la empresa desde sus inicios en ella, en junio de 2014.

Experto en procesos de cromado de piezas para el sector automoción, Antoni lleva más de un año asesorando y dando soporte durante los procesos de cromado en plástico, resolviendo problemas de calidad que puedan surgir durante las fases de desarrollo de las distintas piezas automovilísticas.

Antes de terminar sus estudios en ingeniería, Antoni se inició en el terreno laboral desempeñando distintas labores manuales (mecánico, electricista, herrero,…) en empresas familiares relacionadas con el sector del automóvil. Bagaje que posteriormente le sería de utilidad “para conocer mejor y en más detalle todos los procesos”. Más adelante entró a formar parte en una cooperativa del vidrio, donde implantó su primera ISO como coordinador de calidad. Experiencia que, junto con su posterior incorporación en la planta de desarrollo de inyección, pintura y montajes de piezas plásticas para automoción, Lab. Radio, S.A primero como ingeniero de producto y más tarde como líder de proyecto automoción, fueron “claves para mi formación como ingeniero de calidad de producto”.

Su trayectoria profesional continuó con la instauración de su propia ingeniería, INGELTEC, en la que “llevé a cabo muchos proyectos relacionados con la optimización de procesos y métodos de trabajo relacionados con la estampación de chapa, procesos de inyección, pintura, cromado y montaje, además de realizar formaciones para empresas y charlas en universidades” Su labor en INGELTEC fue reconocida por el Ayuntamiento de Valencia llegando a ser finalista en los premios “Valencia Emprende” en la categoría “Mejor gestión empresarial emprendedora”.

En parte motivado por la situación de crisis y por otras cuestiones familiares, abandonó la actividad en INGELTEC y volvió al sector del automóvil como ingeniero de calidad y Project Management en el grupo MATRIVAL, donde en poco tiempo le propusieron ser director de ingeniería. Posteriormente y, después de una breve incursión como ingeniero de calidad en la empresa Ford, a Antoni le atrajo la propuesta de K-LAGAN de entrar a formar parte de su equipo “el proceso de selección y el primer contacto en K-LAGAN con el departamento de RRHH y mis managers fueron decisivos para entrar a formar parte de este proyecto”.

A esta motivación inicial se le sumó, nos explica “la posibilidad de aplicar todos los conocimientos adquiridos hasta entonces en materia de calidad de producto en el proyecto en el que K-LAGAN me permitía formar parte”. Y a esto también añade “me di cuenta, además, de que la empresa ya contaba en su plantilla con profesionales muy capacitados que conocía y que sabía que estaban realizando allí un trabajo muy competente”.

Desde que entró a formar parte de nuestro equipo, Antoni ha demostrado su implicación y responsabilidad no solo en su día a día laboral en la empresa, sino también en todas las acciones y actividades que llevamos a cabo en K-LAGAN. Gracias a su compromiso hemos ampliado negocio y conocido nuevos profesionales altamente cualificados, además de potenciar nuestra aportación como empresa a acciones solidarias. Por todo ello recibió el Premio KLG al “Compromiso”, a lo que él, modestamente responde “Me sorprendió mucho recibir el premio al compromiso, todavía soy incapaz de resumir qué he hecho para merecerlo”. “Poner en manos de K-LAGAN a los mejores profesionales que conozco y ayudar así al crecimiento en el mercado de la empresa, no supone para mi ningún esfuerzo extra, al contrario, es un placer poder hacerlo”.

Asimismo, Antoni prefiere no dar detalles de su implicación solidaria ya que considera que “la solidaridad forma parte de la condición humana de cada uno y no es algo que se tenga que lucir”. Sin embargo sí destaca estar muy satisfecho de la calidez humana y del trabajo en equipo que se ha encontrado en la empresa “K-LAGAN me permite formar parte de varias acciones solidarias y esto es algo que valoro mucho. No siempre resulta posible compartir afinidades o valores con la empresa en la que trabajas, pero en este caso me ha sido posible”.

Volver arriba