Saltear al contenido principal
Guatemala Acoge Con Cariño A Nuestros/as K-laganers

Guatemala acoge con cariño a nuestros/as k-laganers

Amaya, Toni y Jordi ya están instalados/as y se han adaptado bien a las nuevas rutinas

Como ya os informamos, el pasado martes día 5 de junio, nuestros/as voluntarios/as de la Semana Solidaria de K-LAGAN, partieron hacia tierras guatemaltecas con mucha ilusión y algo preocupados por las noticias del día anterior sobre la erupción del volcán Fuego.

Tras trece horas de vuelo, llegaron a la capital donde el Sr. Perfecto ya les esperaba para recogerles e ilustrar el trayecto hasta Antigua con historias y curiosidades guatemaltecas.

A su llegada a la casa donde se han alojado esta semana, Patricia les acogió con cariño.

Durante la primera mañana recorrieron todos los rincones de la encantadora ciudad de Antigua. Por la tarde, pudieron conocer el proyecto escolar en el que han desarrollado, principalmente, su labor como voluntarios/as durante estos días. Allí, compartieron un rato con los/las niños/as y se pusieron al día de las dinámicas de refuerzo escolar y actividades que realizan.

El jueves quisieron dedicar la mañana a echar una mano en la zona afectada por el volcán. Según nos contaba Amaya ese día: “en el proyecto escolar, un grupo de madres prepararon unos tamalitos (tortas de maíz rellenas de frijoles, enrolladas y cubiertas con hoja de banano) que llevaremos hoy a las personas que están colaborando en el rescate”.

Además, Amaya nos decía: “estamos bien, encantados de que K-LAGAN nos haya dado esta oportunidad. Aquí en Guatemala se dice que estamos rayados, lo que significa que tenemos mucha suerte”.

Por su parte Jordi nos contaba que durante el jueves estuvieron todo el día ayudando en el pueblo Alotenango, el más cercano, hasta donde está permitido, al volcán de Fuego. “Hemos descargado alimentos, ropa y comida. Lo hemos ordenado y clasificado. Nos hemos quedado agotados pero muy satisfechos del trabajo realizado.”

En relación con las personas Jordi nos decía que “son todos encantadores y la cultura es muy rica”. Y nos adelanta que: “El viernes lo dedicaremos al proyecto escolar donde instalaremos unos ordenadores muy antiguos que una compañía ha donado. Después comeremos algo por el pueblo y pasaremos la tarde con los niños y niñas.”

Pero eso ya os lo contaremos otro día.

Volver arriba