Saltear al contenido principal
Factores Decisivos Para Afrontar Un Cambio Profesional

Factores decisivos para afrontar un cambio profesional

Cuando iniciamos un proceso de búsqueda de empleo, lo primero que deberíamos identificar es el motivo que nos lleva a buscar un cambio:

¿Vamos a cambiar de empresa para hacer el mismo trabajo?

¿Las razones son puramente económicas?

¿No existe posibilidad de crecimiento en nuestra empresa?

Si tenemos bien identificada la principal razón, podremos iniciar la búsqueda de empleo con mayores garantías de que el nuevo puesto de trabajo irá en la dirección que esperábamos.

Una vez decididos a cambiar, aunque pueda parecer una obviedad, es indispensable tener un buen CV actualizado, o en su defecto, un perfil cuidado en nuestras redes sociales profesionales. Tener una red de contactos bien elaborada nos va a permitir acceder a información (formaciones, ofertas de empleo, foros de debate, bibliografía…etc.) que puede aportarnos ideas, conocimientos y contactos. En resumen, nos va a dar mayor visión del área/sector al que queremos aspirar.

Siguiendo con el CV, parece que el camino más fácil pueda ser exagerar en nuestro currículum para aumentar las posibilidades de acceder al puesto deseado. Pero seamos realistas… en el mejor de los casos, en la primera entrevista se va a detectar la experiencia real y, en el peor de los casos, una vez en nuestro nuevo puesto de trabajo, se va a poner de manifiesto la falta de experiencia. En vez de recurrir a la exageración, pues, ¿por qué no evidenciamos otras cualidades que poseemos para hacer frente a algunos de los requisitos detallados en la oferta? Una vez más, es necesario dirigir el esfuerzo en conocernos mejor y saber qué esperamos y qué podemos aportar.

Otro aspecto muy relevante a la hora de sopesar la idea de un cambio de trabajo son las expectativas económicas. No es mi intención restar relevancia a este aspecto, puesto que es uno de los elementos más valorados en un empleo, sin embargo, debemos ir con cuidado a la hora de poner las condiciones económicas como la principal razón de cambiar. Si estamos buscando un cambio… ¿es solo cuestión económica? Evidentemente, podría darse el caso que la respuesta fuera que sí, no obstante, lo más probable es que haya otros motivos acompañando esta razón: un proyecto más atractivo, posibilidades de desarrollo real o un mejor ambiente de trabajo. Estas tres, entre otras razones, es muy posible que primen por encima de una razón estrictamente económica, ya que probablemente la mejora de condiciones económicas vaya asociada a encontrar una empresa con las características mencionadas anteriormente.

En empresas como K-LAGAN, donde ofrecemos una gran diversidad de proyectos, los/las empleados/as pueden fácilmente aspirar a evolucionar en sus carreras y explorar nuevos puestos de trabajo y sectores. En estos casos, los factores a tener en cuenta para el cambio, además de informar internamente a la empresa de las expectativas, serían los mismos.

Si sabemos bien el motivo de querer un cambio profesional y tenemos un CV y unos perfiles en las redes sociales profesionales actualizados y honestos en relación con nuestra experiencia y capacidades, ¿no creéis, entonces, que a medio-largo plazo el resultado del cambio puede tener un impacto mucho más positivo?

 

Escrito por Xavier MoragregaCristina Moreno

Talent Acquisition

Volver arriba