Saltear al contenido principal
Estrategias De Gamificación

Estrategias de Gamificación

¿A quién no le gusta jugar? Más allá de en nuestro libre, en el terreno laboral también hay lugar para la diversión, el ocio y el entretenimiento. Y aquí es donde entra en juego la gamificación o ludificación, con el fin de potenciar la motivación dentro del equipo, así como conocer a los/as candidatos/as desde un enfoque más dinámico y natural.

La gamificación puede aplicarse a partir de videojuegos, aplicaciones informáticas, dinámicas grupales, actividades de ocio y entretenimiento, etc. No todas funcionan para todo, hay que elegir la opción adecuada en función del objetivo que se persigue y diseñarla en función de lo que se busca conseguir con ello.

Si las circunstancias lo permiten, en los procesos de selección se pueden aplicar algunos tipos de estrategias lúdicas convocando a un determinado número de candidatos/as y realizar, en grupo, una serie de dinámicas y juegos conjuntos. De esta forma, los/as Talent Acquisition podemos conocer cómo responden los/as candidatos/as a ciertas dificultades y como actúan en consecuencia. Podemos observar también si prestan atención a las ideas del resto del equipo, si se bloquean, si proponen alternativas, si eligen más el papel del/la líder o del/la seguidor/a, etc.

Hablando de gamificación ya dentro de la empresa y para los/as empleados/as, uno de los objetivos primordiales es fomentar el trabajo en equipo, establecer lazos entre los/as compañeros/as y hacer “teambuilding”. A través de las iniciativas lúdicas que organice la empresa, todos/as los/as trabajadores/as tienen la oportunidad de participar, aportar su propia idea y generar una estrategia conjunta para “ganar” el juego.

Como hemos dicho, la gamificación contribuye a mejorar la motivación de los/as empleados/as, ya que realizar actividades de entretenimiento les proporciona más energía y una actitud más positiva a la hora de afrontar el trabajo diario, a la vez que refuerza el sentimiento de pertenencia a la empresa y aumenta el compromiso con ella.

Por otro lado, la gamificación también puede resultar muy útil dentro del área de formación, sobre todo para:

  • Adquirir nuevas habilidades.
  • Aprender a gestionar el tiempo y los recursos disponibles: se busca ganar tiempo y no perderlo en estrategias que no aporten, si no que sumen.
  • Detectar errores para posteriormente modificarlos y corregirlos.
  • Potenciar los puntos positivos y capacidades de cada empleado/a.
  • El respeto entre compañeros/as.
  • Ambición y cooperación para llegar más lejos juntos/as.
  • Mayor desarrollo del sentido común.
  • Mejorar las habilidades sociales.

La gamificación contribuye a que procesos como la evaluación del desempeño u otros tests más rutinarios se realicen con mayor motivación y eficiencia, potenciando los puntos fuertes y trabajar sobre los débiles.

Cuando se obtiene una victoria en una estrategia de ludificación, el empleado/a se siente motivado/a, reconocido/a y valorado/a, y esto repercute positivamente en la proximidad entre empleado/a y empresa, además de concienciarse acerca del papel esencial que tiene cada uno/a en ella. A la vez, aporta más seguridad a la hora de aceptar nuevos retos y cambios, así como más confianza en uno/a mismo/a.

En K-LAGAN la diversión es uno de nuestros 10 mandamientos 😀 así que no podían faltar estrategias de gamificación dentro de nuestros procesos y acciones corporativas. Uno de los ejemplos más recientes han sido las actividades de “teambuilding que realizamos con nuestros equipos de Barcelona el pasado mes de marzo. En ellas, todos/as los/as trabajadores/as disfrutamos de una tarde de paintball y espectáculo de magia, lo que nos permitió potenciar habilidades de cooperación, fomentar el trabajo en equipo, así como disfrutar y divertirnos mejorando la motivación dentro de la empresa.

Escrito por Marta PeñaMarta Peña

Talent Acquisition

Volver arriba